Victoria judicial de Glovo contra sus repartidores

0
98

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dado el visto bueno al modelo de negocio de Glovo y su relación con los repartidores. Es la primera vez que un alto tribunal autonómico se posiciona a favor de la empresa, pero esto no establece un precedente: el Tribunal Superior de Justicia de Asturias desestimó íntegramente, en julio, un recurso de Glovo contra una sentencia que concluye que un repartidor de Gijón era falso autónomo.

En el caso de la sentencia hecha pública este lunes, en cambio, el TSJM ratifica la relación entre el repartidor y la plataforma es ajena al orden laboral y es más propia de una relación con un trabajador autónomo económicamente dependiente (COMERCIO).

La sentencia, según ha comunicado Glovo, se basa en fundamentos como la libertad de elección horaria, de elegir la ruta, la retribución basada en el número de servicios prestados o el hecho de que no tengan que justificar las ausencias. El tribunal entiende que la relación no es de carácter laboral, ya que Glovo “no tenía trabajadores a su servicio” tratándose simplemente de una plataforma “de intermediación .

De este modo, la sentencia del Alto Tribunal madrileño confirma que la relación entre el repartidor y la Plataforma es ajena al Orden laboral y típica de una relacion de Comercio (Trabajador Autónomo economicamente Dependiente) . La Sentencia se basa en que Glovo ofrece a los Autónomos libertad de elección realizada horaria en la que desea colaborar el repartidor, “con fijación de la Hora de inicio y de finalización de su actividad; e incluso dentro de ese período, la posibilidad de no activar la posición de asignación automática, lo que significa que no desea estar disponible “ .

El texto alude el fallo a “la libertad de aceptar aquellos pedidos que desea realizar sin tener que ejecutar un mínimo de ellos, con posibilidad de rechazar incluso una vez aceptada e iniciada su ejecución (sin penalización alguna)” . En este sentido, se refiere a “la libertad de elegir la ruta para llegar al destino final, fijado por el cliente, siendo este quien establece las características del producto a adquirir y de la forma de entrega, estableciéndose una relación directa entre repartidor y cliente .

Así pues, Glovo suma ya nueve sentencias a favor de juzgados de lo Social (como el 17 y el 39 de Madrid) y nueve en contra (como las de los juzgados 33 de Madrid y 1 de Gijón. A pesar que desde la compañía, mencionan que es la primera sentencia favorable a sus intereses emitidos por un tribunal superior, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en la sentencia del 25 de julio de 2019, falló un favor de un ‘jinete’ señalando que la relación de este con Glovo es laboral.

Estas discrepancias aseguran que tendrá que ser el Tribunal Supremo quien decida finalmente sobre la naturaleza de la relación entre los ‘ridders’ y Glovo. Esta sentencia recibida de un Tribunal Superior de Justicia eleva el nivel de la justicia judicial. Hasta ahora el conflicto lo llevaban los tribunales de primera instancia, que resolvían denuncias de ridders contra Glovo.

El hecho de que se hayan pronunciado dos altos tribunales autonómicos y lo que han hecho con posiciones contrarias da un sentido que debe ser el Tribunal Supremo o incluso un tribunal europeo el que fije un criterio definitivo.

Glovo ha aprovechado el comunicado donde comparte esta sentencia favorable a la empresa para solicitar, igualmente, más seguridad jurídica con las “nuevas relaciones laborales derivadas de la digitalización”, sin destruir un modelo de negocio que, según ellos, se ha demostrado “práctico y útil “para todas las partes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here