Solo 4 de cada 10 catalanes no quieren la independencia

【 】»

Un 49,3% de catalanes está a favor de que Cataluña sea independiente y un 41,2% de, en contra -el resto, no lo sabe o no contesta-. Esta es una de las conclusiones de la encuesta “Percepción sobre el debate territorial en España 2.019”, elaborado en todo el Estado por encargo del Gobierno y presentado este jueves. En cambio, con respecto a los encuestados del resto del Estado, sólo un 13,6% quiere la independencia de Cataluña y un 75,8% la rechaza.

Estos datos contradirían las de otra encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) presentada la semana pasada, según la cual un 49,3% de catalanes era contraria a la independencia. La cual era defendida sólo por un 40,3%, unos porcentaje casi opuestos al sondeo de este jueves. El trabajo de campo, en los dos casos, es mayoritariamente previo a la sentencia del proceso -en este caso, se alarga hasta unos días después-, aunque las diferencias seguramente hay que buscarlas sobre todo en el sesgo en la muestra .

Por otra parte, el referéndum de autodeterminación no tiene el apoyo mayoritario de la sociedad española. Sólo un 36,2% de los encuestados defiende el referéndum -sumando los que están muy de acuerdo o más bien de acuerdo-, un porcentaje que cae hasta el 29,8% si sólo se tienen en cuenta los ciudadanos del resto de Cataluña.

Un referéndum en todo el Estado

Por el contrario, un 51,8% de los encuestados está mucho y más bien en desacuerdo con que haya que hacer un referéndum en Cataluña, un rechazo que crece hasta el 57,3% si se excluyen de la muestra los encuestados de Cataluña, donde el referéndum sí está ampliamente avalado. Han presentado la encuesta la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, y el director general de Análisis y Prospectiva, José Ríos.

En cambio, con respecto a un eventual referéndum en todo el Estado para decidir sobre la relación con Cataluña, los catalanes están mayoritariamente en contra, mientras que, con respecto a los encuestados del resto del Estado, n ‘ hay más de favorables que de detractores. Sea como sea, un 43,8% del total de encuestados y un 48,8% de los del resto del Estado creen que no se debe hacer ningún referéndum “porque la unidad nacional española no se puede votar”, porcentajes superiores al 40,1% y el 34,3% de los que están en contra, respectivamente.

Aceptación del resultado de un referéndum

En todo caso, si finalmente se celebrara un referéndum legal y acordado, un 53,3% de encuestados aceptaría los resultados y un 39,9% no. En Cataluña, los niveles de aceptación llegaría hasta el 81,3% de y, por tanto, si se pone el foco sólo en los encuestados del resto del Estado, un 48,2% también los asumiría y un 44,3 % no lo haría, un resultado muy ajustado.

Preguntados sobre el conflicto actual, tres cuartas partes de los catalanes piden una solución eminentemente política, un porcentaje que cae al 45,2% entre los encuestados del resto del Estado. Un 27%, en cambio, apuesta por una solución eminentemente judicial y un 18,5%, por las dos a la vez.

Diálogo sin límites

Y pidiendo más en concreto como debería vehicular, los catalanes están divididos en un 42,4% de que reclama un diálogo y negociación “sin límites” y un 38,1% que admitiría los límites de la Constitución. Por otra parte, un 11,2% apuesta por la unilateralidad por parte del Gobierno y un 4,2%, por la mano dura del gobierno español. Contrariamente, un 48,4% de encuestados del resto del Estado defiende que el diálogo se limite al marco de la Constitución y sólo un 17,2% apuesta por la negociación sin límites, por debajo incluso del 26, 9% que reclama mano dura en el Estado.

Asimismo, un 71,9% de catalanes cree que sería necesaria una reforma de la Constitución para dar más autogobierno a las comunidades autónomas, una modificación en la que un 58,6% también pediría que se incluyera el reconocimiento del derecho a la autodeterminación. Con respecto al resto del Estado, un 40,5% defiende esta reforma de la carta magna y un 48,9% de la rechaza.

Una encuesta con 3.600 entrevistas

La encuesta “Percepción sobre el debate territorial en España 2.019” fue un encargo del departamento de la Presidencia en el Centro de Estudios de Opinión (CEO) con el objetivo de disponer de la opinión y de la percepción del conjunto de los ciudadanos del Estado sobre la situación política actual. El trabajo de campo han sido 3.600 entrevistas, realizadas entre el 9 de septiembre a 17 de octubre, con el objetivo, según Budó, de “contrastar con datos el conflicto político actual entre Cataluña y España”.

Meritxell Budó ha anunciado que esta encuesta se enviará a las embajadas internacionales y se difundirá a través de las delegaciones exteriores del Gobierno, así como también se entregará al gobierno español -en concreto, a su vicepresidenta en funciones,

 

Cargando...

Comments (No)

Leave a Reply