Pedro Sánchez: “Los independentistas son unos fracasados”

1
167

Pedro Sánchez, el presidente del gobierno español en funciones ha advertido este sábado que hasta que los independentistas no acepten el “fracaso” de su proyecto político basado en “falacias y mentiras” no podrán avanzar.

Así lo ha comunicado a la vez que ha remarcado que España está “gastando demasiado talento, energías y afectos” en “corregir problemas que no deberían haber existido”, como la “crisis de convivencia en Cataluña”.

En este sentido, Sánchez ha subrayado que el “grave error” del independentismo catalán ha sido “no entender el mundo en que vivimos, romper la convivencia para retroceder, dilapidar el esfuerzo y el talento que se debería haber hecho servir en resolver los verdaderos desafíos de la sociedad catalana “.

El “socialista” ha mencionado que la economía catalana no ha sido capaz de “recuperar el pulso” que tenía antes de octubre de 2017, “no ha recuperado las tasas de crecimiento, ni el tejido empresarial o los niveles de inversión extranjera, destruidos por la crisis soberanista”,

Pedro Sánchez ha amenazado y advertido que “romper la ley, y pedir a los ciudadanos que la desobedezcan es repetir los errores de este proyecto político ya naufragado”, e incidió en que Cataluña “no recobrará su potencialidad de bienestar ni encarará su futuro hasta que los independentistas no acepten la realidad, que su proyecto político ha fracasado. “Cuando una falsa y excluyente idea de identidad y de democracia pone en riesgo la mejora del empleo, la seguridad jurídica, o la financiación de la sanidad … hay evidentemente un fracaso, que es lo que representa hoy el proyecto soberanista “, expresó Pedro.

Así mismo, puntualizó, al respecto, varias cuestiones: que “una minoría no se puede imponer a una mayoría” de catalanes que, en las citas electorales, “han abrazado la idea de una España unidad en su diversidad, y que” la mejor manera de desarrollar el ser catalán es en una España autonómica, constitucional y en una Europa federal “.” No se pueden arrancar identidades que han sido complementarias a lo largo de la historia (…), el reto no es independencia sí o no, el reto es convivencia sí o sí “, reafirmó

Y eso es lo que cree que representa en la actualidad el proyecto soberanista en Cataluña, un fracaso empeñado en “romper la ley”. En esa línea, ha considerado que pedir a los ciudadanos esa desobediencia de la ley es repetir errores de un proyecto político “que ha naufragado”

Sánchez se ha reafirmado mencionando que en todos los procesos electorales con alta participación del censo catalán, siempre se ha votado de forma mayoritaria en contra del independentismo y se ha abrazado la idea de una España unida en su diversidad: “Lo que no se puede hacer es arrancar identidades que han sido complementarias a lo largo de la historia, el español con el catalán y el catalán con el español“, ha añadido.

También ha amenazado a los independentistas, a los que ha instado a reconocer su fracaso y a no cometer nuevos errores, en alusión a las previsibles respuestas a la sentencia del Tribunal Supremo sobre las actuaciones independentistas de hace dos años: “Romper la ley y llamar a la desobediencia de los ciudadanos es repetir los errores de un proyecto naufragado”. En todo caso, en ningún momento ha entrado, sin embargo, a precisar cuál podría ser la respuesta del Ejecutivo español ante posibles manifestaciones independentista

Tras todas esas consideraciones, ha insistido en que la labor del Gobierno va a ser trabajar por la convivencia porque cree que esa, y no la independencia, es el verdadero reto.

Así pues, el presidente ha dedicado una parte destacada de su discurso a la –según sus palabras- “crisis de convivencia que existe en Catalunya desde hace diez años”, de la que ha responsabilizado a los dirigentes independentistas catalanes. “El gran error del independentismo ha sido no saber el mundo en que vivimos y quebrar la convivencia” por una “idea falsa y excluyente de la identidad y la democracia”.

En cuanto a la temática internacional y sobre el conflicto de aranceles con Estados Unidos, el presidente en funciones explicó que esta semana se habían conocido “las condiciones inaceptables que una Administración, en este caso, la Administración estadounidense ha hecho o ha amenazado con implementar a los cuatro países que compartimos una vocación europeísta y que hemos plasmado en un proyecto compartido, que es Airbus”.

Ya en cuestión a las posibles alianzas a nivel estatal, el jefe del Ejecutivo, que ha abandonado la sede del Foro La Toxa sin responder a las preguntas de los periodistas, ha eludido de este modo pronunciarse sobre la oferta de pacto postelectoral formulada por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Durante su discurso de clausura sí ha remarcado, en cambio, que “España necesita un Gobierno estable y cohesionado, capaz de encarar el desafío independentista”. “El multipartidismo lo deciden los ciudadanos con su voto y en este sentido, bienvenido sea”, ha constatado, aunque objetando que “lo que no es bienvenido es el bloqueo”. “La única opción que no es aceptable es el bloqueo”, ha remachado.

Pedro Sánchez ha recogido el guante lanzado por Felipe González y Mariano Rajoy y de paso ha enviado un aviso a Albert Rivera y Pablo Iglesias. Los expresidentes, tanto el socialista como el popular, habían abogado este viernes  por promover Gobiernos estables, incluso con “coaliciones incómodas”, para cuatro años y afrontar grandes pactos de Estado, después de culpar al pluripartidismo actual por imponer el “bloquismo”.

En su intervención, el presidente en funciones ligó a la importancia del momento político los desafíos tanto internacionales como internos, especialmente la crisis en Cataluña. Fue ahí cuando subrayó la importancia de tener “un Gobierno cohesionado y estable” tras el 10-N, especialmente para poder encarar el “desafío independentista que no puede hacer que el independentismo en Cataluña tenga más influencia de lo que tiene la gobernabilidad de nuestro país”.

Pedro Sánchez ha vuelto más extremista que nunca con un discurso pronacionalista español y anticatalán. La campaña electoral ha empezado y el Madrileño se ha propuesto empezar a recoger aquellos votos de la derecha más nacionalista española en un momento en que suena más que nunca el acercamiento del PSOE a un Ciudadanos en capa caída.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here