Madrid gasta más de 65.000 euros en banderas españolas

Una gestión municipal rodeada de polémicas

El consejero de vivienda de la Comunidad de Madrid, David Pérez, consideró que era hora de instalar más banderas españolas en el municipio de Alcorcón, por un precio escandalosamente caro: 65.704 euros. Lo hizo cuando aún era alcalde de esta localidad, que estuvo gobernada por el PP entre 2011 y 2019.

Pero cuál es el motivo de esta compra? Pues según afirmó el grupo municipal del Partido Popular, se colocaron “sin razón, sólo se instalaron en lugares emblemáticos”. Aseguran también que para elegir dónde situarlas quisieron que la mayoría de vecinos de Alcorcón las vieran, así como los visitantes del municipio.

Cuando el PSOE, junto con Ganar Alcorcón, comenzó a gobernar Alcorcón, se sustituyeron algunas de estas banderas por la de la localidad. Esta información ha sido revelada hace pocos días.

Pérez promovió la colocación de 21 banderas: veinte de tamaño mediano y una de mayores dimensiones situada en la entrada de la ciudad. Según datos facilitados por el Ayuntamiento de Alcorcón –actualmente gobernado por el PSOE en coalición con Ganar Alcorcón– sólo en mástiles la inversión fue de 55.000 euros, 15.000 de ellos de la bandera de mayor tamaño. Además, el conjunto de las telas tuvieron un coste de 10.704 euros. En total, 65.704 euros.

 “Se instalaron en lugares emblemáticos de la ciudad” y aseguran desconocer el número exacto de enseñas izadas por el municipio. En cuanto al criterio, aseguran que se colocaron “donde las pudiesen ver los vecinos, que las vean los visitantes”. De hecho, el programa electoral del PP del municipio recogía llevar la bandera a todos los barrios de la localidad para “reflejar el amor, el orgullo y el respeto que todos los españoles debemos tener a nuestro país y a nuestros símbolos nacionales”.

Desde la llegada del nuevo gobierno municipal de PSOE y Ganar Alcorcón, las banderas se han empezando a retirar o se están sustituyendo por la bandera de la localidad. “Vamos a cumplir la normativa relativa al uso de banderas y símbolos oficiales. El equipo de Gobierno está revisando esta legislación y la aplicará rigurosamente. Ni más ni menos”, subrayan desde la Alcaldía. “Lo importante es poner las cosas en orden y hacerlas acorde a la ley”, añaden.

La ley que rige el uso de la bandera de España —Ley 39/1981— establece en su artículo tercero que deberá ondear en “todos los edificios y establecimientos” de la administración central, institucional, autonómicas, provincial, insu

lar y municipal del Estado. Igualmente, en su artículo sexto, dicta que “cuando se utilice” deberá ocupar un “lugar destacado, visible y de honor” en lo relativo a cuando se emplee junto a otras banderas; pero no hace ninguna referencia a su uso fuera de estos.

A finales de la anterior legislatura, la administración de David Pérez construyó un parque infantil de inspiración militar dedicado a la figura de Blas de Lezo. En una nota de prensa publicada mientras avanzaba la construcción de la instalación, se expresaba que se levantaba en recuerdo de su “histórica victoria sobre los británicos en defensa de Cartagena de Indias en 1741”.

Más allá de las instalaciones de recreo con forma de carabela, para sorpresa de los vecinos por aquel entonces, se instaló una bandera de la Cruz de Borgoña en uno de los extremos del parque. Una vez entró en funcionamiento la nueva legislatura con un gobierno de coalición entre PSOE y Ganar Alcorcón, se procedió a la retirada de la bandera en las instalaciones.

Una gestión municipal rodeada de polémicas

Durante los nueve años que estuvo al frente del Ayuntamiento de Alcorcón, la gestión de Pérez no estuvo exenta de polémica y fue reprobado hasta en siete ocasiones por el Pleno. Una de ellas en 2016, por negarse a colgar la bandera del Orgullo en el balcón municipal. “A mí no me reprueban cuatro politicastros comunistas y socialistas porque el pueblo me aprueba“, respondió entonces. Antes, en 2015, había llamado “mujeres frustradas” a las feministas en un acto público.

En su época de portavoz parlamentario en el Gobierno de Esperanza Aguirre se refirió a los sindicatos como a un “ejército” y les acusó de ir contra la Constitución por “apoyar el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero”. Además, no acudió a su escaño cuando Cifuentes presentó la ley LGTBI. Más recientemente llegó a comparar la puesta en marcha de Madrid Central con la construcción del Muro de Berlín.

En su despedida de la gestión municipal, Pérez presumió de su legado en Alcorcón. “Estoy orgulloso de que en esta ciudad antes se homenajeaba a la República, una idea sectaria de la izquierda. Hoy aquí no se homenajea ni a la República ni a regímenes comunistas, ni como hacen los de Podemos a terroristas”, afirmó.