España comienza a trasladar agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil a Catalunya por la sentencia del 1-O

1
26

España comienza a trasladar agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil a Catalunya por la sentencia del 1-O.  Actualmente ya hay 500 efectivos de la Policía Nacional desplazados, a los que se sumarán los nuevos agentes que se trasladarán de forma “gradual”. La intención es reforzar la presencia policial cuando se haga pública la sentencia del 1-O, prevista para entre finales de semana y principios de la próxima.

Fuentes policiales han explicado a la ACN que el traslado de agentes de varias unidades, entre las que se encuentran antidisturbios, ya ha comenzado y se hará de manera “gradual”.

Según fuentes de la Policía Nacional, actualmente ya hay desplazados en Cataluña 500 efectivos de este cuerpo que corresponden a las unidades de intervención policial (UIP) y las unidades de prevención y reacción (UPR). Procedentes de Zaragoza, Valencia o Madrid, y el contingente va aumentando con nuevas llegadas, como las que se han de producir este martes.

Según las mismas fuentes de la Policía Nacional, los agentes se alojan en los hoteles habituales de la costa catalana y en alguna cuartel militar. No hay una cifra fija de policías destinados, sino que el Ministerio del Interior quiere adecuar el dispositivo a las circunstancias de las protestas.

Desde el ministerio apuntan que el envío de agentes tiene como objetivo garantizar la seguridad en previsión de movilizaciones, siempre en coordinación con la policía catalana.

De momento están haciendo tareas de protección de edificios de propiedad estatal, pero en caso de incidentes asumirán otras funciones. Las mismas fuentes apuntan que las tareas de coordinación con los Mossos son buenas, aunque en esta ocasión no habrá un reparto de funciones como en el dispositivo del consejo de ministros celebrado en Barcelona el 21 de diciembre de 2018, cuando los Mossos se ocuparon del orden público, y las policías españolas, de la protección del consejo de ministros.

Así pues, el objetivo  finales reforzar Cataluña con 700 miembros de la Guardia Civil más y 800 agentes extra de la Policía Nacional, que irán a las principales ciudades catalanas y principalmente en Barcelona.

LOS MOSSOS

En ese sentido el conseller de interior catalán Miquel Buch, ha dicho este martes que los Mossos deben estar preparados para resolver “cualquier escenario” que se pueda plantear cumpliendo el marco jurídico, es decir, la ley de cuerpos y fuerzas de seguridad y la ley de policía.

Para Buch, y haciendo referencia a la respuesta ciudadana a la sentencia del juicio del 1-O, la “complejidad” de los últimos tiempos se podría “incrementar aún más” los próximos días, por lo que ha animado a los agentes a demostrar su “profesionalidad” cumpliendo las funciones de policía de seguridad ciudadana y policía judicial.

Según Buch, los cuerpo deberá proteger “el libre ejercicio de derechos y libertades” y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad ciudadana “velando por la convivencia pacífica”.

En un discurso ante los nuevos agentes del cuerpo que se incorporan en Barcelona, Buch ha mostrado convencido de que se “sobrepondrán a las adversidades”. El conseller también se ha mostrado seguro de que resolverán “bien” estas adversidades, y ha querido verbalizar su apoyo al cuerpo. “Siempre me tendrán a su lado en el cumplimiento de deberes y funciones”, ha recalcado Buch, que ha añadido: “Tienen mi confianza plena”.

Buch ha dicho que los Mossos han demostrado “profesionalidad y rigor” en momentos “complejos de gestionar”, y ha puesto de ejemplo su desarrollo o la situación política de los últimos años, que ha recordado que han “afectado” directivos y mandos como ahora Joaquim Forn y Josep Lluís Trapero.

Más agentes en Barcelona Buch ha hecho estas declaraciones ante los agentes del cuerpo que se incorporan en Barcelona ciudad. En total, la capital catalana dispondrá de 228 nuevos agentes que se suman a los 156 ya desplegados en verano, 20 de los cuales en el metro de la ciudad.

El titular de Interior ha puesto como reto “revertir la sensación de inseguridad” en la ciudad. Ha afirmado que la situación ha mejorado y ha puesto de ejemplo la “práctica desaparición” de los narcopisos o el descenso de los delitos cometidos por grupos organizados. Lamentó, sin embargo, que algunos delitos sí han subido.

En total, pues, este 2019 Barcelona habrá recibido 384 nuevos efectivos que trabajarán en diferentes grupos para mejorar la seguridad en la ciudad. Buch también ha explicado que se modificará la estructura de mandos de la región policial con nuevos mandos en las escaleras “ejecutivas y superiores” para dar más capacidad directiva a los cambios que se introducirán.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here