ūüĒ•ūüĒ• Albert Rivera, el pir√≥mano chamuscado

„Äź „ÄϬĽ

Se atribuye a Robespierre, uno de los l√≠deres de la Revoluci√≥n Francesa, una frase que hizo fortuna (y que en los eu caso ser√≠a premonitoria): “La revoluci√≥n siempre se come a sus hijos”.¬†No sabemos c√≥mo evolucionar√° el proceso soberanista, pero s√≠ se puede asegurar que ya se ha tragado algunos dirigentes pol√≠ticos espa√Īoles.¬†El proc√©s ha visto la ca√≠da de Mariano Rajoy y ahora llama a la puerta de uno de los principales l√≠deres del unionismo, Albert Rivera. Desde que el joven y ambicioso abogado decidi√≥ dar el salto a la pol√≠tica espa√Īola, la suya ha sido una trayectoria caracterizada por el esp√≠ritu aventurero y la aceleraci√≥n.¬†¬†

Nacido en Barcelona en 1979, “licenciado en Derecho”, carrera en la que tuvo de profesor Francesc de Carreras, en su √©xito -al final ef√≠mero- hay mucho de representaci√≥n de un determinado tipo de clase pol√≠tica los tiempos l√≠quidos. Rivera es un prototipo del joven pretencioso con las cualidades requeridas por unos ciclos pol√≠ticos muy acelerados, gaseosos, que deslumbran, donde todo se subordina al √©xito, donde es m√°s importante el tuit ingenioso que el an√°lisis profundo, la rapidez de reflejos que la visi√≥n a largo plazo.

La manera en que se convirtió en el líder de Ciutadans explica mucho del camino que ha llevado Rivera del triunfo al ocaso. Albert Boadella explicó en una ocasión que fue elegido candidato porque que se llama Albert. En el congreso fundacional del partido, en 2006, impulsado por un grupo de intelectuales como De Carreras, Arcadi Espada, Ferran Toutain, Xavier Pericay, Félix Ovejero o el mismo Boadella, no había un candidato claro y alguien propuso elegir -lo por orden alfabético. Albert se impuso. El chico era resultón . Fotogénico, con la carrera de derecho hecha y oratoria fluida -había ganado un concurso universitario de debates-, era un buen candidato si no entraba en detalles. Y Rivera fue elevado al liderazgo.

Deslumbrado por el éxito

Rivera pas√≥ del liderazgo al caudillaje muy r√°pidamente, acumulando todos los defectos del dirigente de la vieja pol√≠tica, a pesar de encabezar una marca que se reclamaba como renovadora.¬†Elegido diputado en el Parlament en las elecciones del 2006 en un grupo de 3, increment√≥ la representaci√≥n en elecciones sucesivas, hasta que obtener 36 en las de diciembre de 2017, siendo encabezado en Catalu√Īa por In√©s Arrimadas, otra dirigente forjada en el mismo molde que Rivera. √Čl ya hab√≠a dado el salto a la pol√≠tica espa√Īola, donde era saludado como un nuevo referente del constitucionalismo.¬† ¬†

Los medios madrile√Īos le aplaud√≠an mientras un sector del mundo empresarial le mostraba adhesi√≥n, divisando por un “Podemos de derechas”, como reclam√≥ el presidente de Banco Sabadell

Los medios madrile√Īos le aplaud√≠an mientras un sector del mundo empresarial le mostraba adhesi√≥n, divisando por un “Podemos de derechas”, como reclam√≥ el presidente de Banco Sabadell.¬†Mientras tanto, Ciudadanos fluctuaba entre un pseudoprogressisme contradictorio con una posici√≥n muy agresiva contra el soberanismo, y un giro a la derecha cada vez m√°s evidente.¬†Despu√©s de las elecciones de diciembre de 2015, ensay√≥ un acuerdo de investidura con Pedro S√°nchez que no prosper√≥.¬†Despu√©s, la evoluci√≥n a la derecha ya no tuvo freno.¬†

Rivera siempre se ha lanzado a su objetivo sin contrapesos.¬†Cuando vio cerrado el paso a la Moncloa por la moci√≥n de censura de S√°nchez contra Rajoy, opt√≥ por intentar hacerse con el cetro de la derecha espa√Īola.¬†Lo hizo, como todo, desde el exceso.¬†Por eso fue a la plaza de Col√≥n de Madrid, junto con Pablo Casado … y Santiago Abascal.¬†En las elecciones del 28-A, estuvo a punto de superar el PP.¬†Pero no lo consigui√≥ y, ante el bloqueo, radicaliz√≥ a√ļn m√°s su mensaje.¬†

La cruzada contra el independentismo

El proceso soberanista, contra el que lanz√≥ una especie de cruzada, ha sido su tumba.¬†Lejos de suavizar su hostilidad contra el independentismo, llev√≥ su obsesi√≥n hasta el l√≠mite, con una campa√Īa orquestada para atizar el conflicto, con actos que rozaban la provocaci√≥n y la confrontaci√≥n, fuera en el pueblo natal de Josu Ternera o de Carles Puigdemont , en la plaza Mayor de Vic o entre las humareda de Urquinaona.¬†

Quiz√° este ha sido el gran fracaso de Rivera: haber contribuido a inflamar un incendio que al final lo ha chamuscado √©lLa iron√≠a ha sido que, despu√©s de ser elevado a la gloria por el bunker medi√°tico madrile√Īo y empresarial, quien lo ha bajado a la tierra ha sido Vox.¬†Un partido que, a la hora de la verdad, ha sido visto como m√°s aut√©ntico por quienes reclaman represi√≥n como gran remedio al conflicto de Catalu√Īa.¬†Quiz√° este ha sido el gran fracaso de Rivera: haber contribuido a inflamar un incendio que al final lo ha chamuscado √©l.¬†

Cargando...

Comments (No)

Leave a Reply